Arquitecturar

Casa F.C.: Un Hogar que Celebra la Funcionalidad y el Diseño
MG 768: Un Nuevo Ícono Residencial en Villa Crespo
Uman Lodge Futaleufú: Un Refugio Arquitectónico en Armonía con la Naturaleza
Leone Loray Arquitectura: Innovación y Elegancia Redefiniendo el Paisaje Residencial Argentino
Un legado de grandeza Palacio La Moneda, emblema de la arquitectura chilena
Viernes, 19 de julio 2024

MG 768: Un Nuevo Ícono Residencial en Villa Crespo

12/06/2024 l Arquitectura, Obra destacada

Con un diseño que maximiza el espacio y la funcionalidad, la arquitecta Jennifer Kohan entrega un nuevo referente residencial en el corazón de Villa Crespo

Sentido de amplitud, entorno privilegiado y funcionalidad en sus espacios son las características para este edificio emplazado en el corazón del barrio de Villa Crespo.

La obra tiene la premisa de brindar valor cultural y una marca conceptual a partir de la utilización de materiales austeros y universales que permitieron racionalizar los recursos de inversión y optimizar los metros construibles en un terreno de escasas dimensiones. Distinguido por su condición de adaptabilidad al entorno y la tendencia open concept, este edificio ofrece cinco unidades funcionales de planta más un dúplex, distribuidos en ocho pisos con una doble terraza a cielo abierto.

El proyecto se convirtió en un desafío para Jennifer Kohan, arquitecta a cargo, quien logró transformar lo que inicialmente pudo presentarse como una limitación en una fortaleza: “cuando se me encargó el proyecto y me encontré con un terreno de dimensiones acotadas empezó el verdadero desafío para mí. Quería darle al barrio que me vio crecer un edificio con departamentos de generosas dimensiones, con la mejor calidad constructiva. Descubrí que no existía algo así en la zona y pensarlo de esta manera me permitió respetar llevarlo adelante respetando la escala barrial sin alterar su fisonomía” cuenta.

Se planificó priorizando la creación de espacios flexibles y de amplias dimensiones, que permiten adaptarse a las exigencias y modalidades de sus futuros habitantes. Hacia el frente, las unidades toman todo el ancho del lote y se expanden a una terraza entrante que se lateraliza y apoya en un cuerpo de parrillas. De esta manera se pudo respetar la normativa y las exigencias provistas en el código de edificación.

Comodidad y exigencia

El edificio reúne cinco unidades de 90m2 – una por nivel – y un dúplex de 130m2. La planta tipo está consolidada en un espacio donde se agrupan los diferentes usos con la particularidad de destacar una continuidad. Los espacios interiores son los protagonistas de este edificio y están pensados para un público exigente, urbano, donde la comodidad y la funcionalidad son las condiciones prioritarias elegidas por los futuros usuarios.

Este logro fue el resultado de la utilización del concepto abierto con medidas generosas y no delimitadas, sumadas a la elección de paños vidriados de grandes dimensiones para generar amplitud espacial y permitir un excelente asoleamiento teniendo en cuenta la privilegiada orientación.

Detalles que hacen la diferencia

A partir de la construcción del edificio y con próximos habitantes en el dúplex, Jennifer es contratada por su comitente para generar el diseño interior de la vivienda, ya que su formación en interiorismo le permite ofrecer un servicio integral para sus proyectos. “Cuando proyecto y diseño, mi filosofía es brindarle al usuario un hogar, donde lo importante no sea solo un espacio habitable sino la conjunción de sensaciones y experiencias que hacen a la felicidad y el disfrute del lugar donde se vive” expresa.

La elección del estilo se consolidó en torno a líneas clásicas pero contemporáneas a la vez. Para la ambientación se utilizó una gama de tonos cálidos, con el fin de privilegiar una percepción de calma, absorber la luminosidad y distribuirla uniformemente en todo el espacio para lograr brillo. El objetivo principal fue generar armonía entre mobiliario, textiles, lámparas y espejos, logrando así elegancia, sofisticación y sentido atemporal.

La planta baja contiene los espacios comunes de la vivienda y en la planta alta se ubican los espacios más privados. Se realizó una máster suite con expansión propia. Esta decisión permitió cumplir con la expectativa y la exigencia principal del propietario: una casa en un emplazamiento urbano de propiedad horizontal.

Al igual que el resto de las unidades, el dúplex toma la forma de todo el frente del edificio abriéndose a un balcón terraza que logra incorporar parte del espacio urbano en la propiedad, sin perder la privacidad y utilizando el retiro obligatorio que determina la línea municipal a partir de lo establecido en el código de edificación.

Trascender la huella, hacer camino

Si de hacer camino se trata, Jennifer Kohan se encontró entre planos y dibujos desde muy pequeña. Su abuelo y su padre estudiaron arquitectura, aunque no pudieron culminar la carrera. Su pasión por las estructuras y los detalles la acompaña desde que visitaba la casa de sus abuelos maternos “era una casa enorme. Me encantaba porque tenía un estilo antiguo, arcos, molduras, yo era chiquitita y miraba eso…” recuerda.

Se graduó en la Universidad de Buenos Aires y reconoce que al comienzo fue difícil porque comenzó a trabajar más cerca del final de la carrera, algo que el campo profesional hace notar cuando se comienza a transitar el camino. Sin embargo, reconoce que esas primeras experiencias le sirvieron para conocer el desempeño de la profesión.

“Comencé trabajando en estudios, hasta que ingresé en una constructora para ayudar y asistir al arquitecto en el diseño de dos edificios y dos casas, como asistente de proyecto. Me tomaban en cuenta mis ideas, aprendí mucho. Con el tiempo me encargaron la realización de este edificio y cuando llegué a eso dije ¡esto es lo que quiero! Desde ese momento he trabajado sin parar en obras y proyectos con absoluta entrega” cuenta.

En relación con el estilo de sus proyectos, elige conjugar el minimalismo exterior, espacios flexibles y funcionales, con una decoración de ambientes poco despojada. De esta manera sus trabajos imprimen su formación como arquitecta e interiorista que materializa en un concepto de juego continuo entre el adentro y el afuera.

Para Jennifer, la arquitectura es parte de su vida; no se imagina haciendo otra cosa y vive con pasión cada proyecto que emprende. “Mi meta personal me propone siempre nuevos desafíos. Cumplí uno de mis sueños con este edificio: dejar huella. Me gustaría dejar huella en cada lugar donde piso, si ese pudiera ser un sueño” concluye.

Nombre de la obra: MG 768
Dirección/ubicación: Villa Crespo, CABA
Proyecto de arquitectura: Arq. Jennifer Kohan
Desarrollo inmobiliario : Desarrolla y Comercializa: KOHLAS SA
Construcción: KOHLAS SA
Superficie del lote: 122m2
Superficie construida: 937 m2
Fecha de entrega: YA ENTREGADO/ a estrenar

 

Copyright @ Arquitecturar 2024
Acerca de este sitio